Posts Tagged ‘Madrid’

La rueda madrileña

20 enero 2011

La rueda madrileña. Así llamo yo a la rutina semanal de los madriles, esa que siempre te acaba atrapando. En ella lo urgente se acaba imponiendo a lo importante, e incluso muchas veces lo urgente sucumbe en pos de un lodazal mezcla de días, trabajo, transporte, cansancio y vida social. Parece que la vida nunca te cunde. Ayer era martes, y cuando menos te lo esperas ya es jueves, y al rato resulta que mañana es lunes, y vuelta a empezar.

Este efecto “rueda de hámster” se ve favorecido por la naturaleza lúdico-festiva de la ciudad. Y ej que, es difícil sustraerse a sus placeres y tentaciones: las cañitas, salir por la noche o el mítico “dar una vuelta”. La ciudad siempre invita a ello. Así que el finde se te escapa sin darte cuenta y llegas al lunes cansado, y lo mismo el martes, y cuando te empiezas a recuperar ya es jueves, punto de salida del largo fin de semana madrileño, y vuelta a empezar.

Y es que no puede ser, al final acabas abocado al sota, caballo y rey, y encima cansado, y cuando te planteas alternativas diferentes no das a basto, y vuelves a los rediles de la “rueda de hámster”. El eterno retorno… Una amiga mía me recomendaba hace poco que recortara mi vida social, que si no es imposible centrarse en uno mismo. Y lo hice. Y también salí menos y bebí menos. Pero sigo con demasiada comida en el plato, y siempre acabo comiendo lo mismo, quizás demasiadas expectativas. Somos la leche, siempre el mismo mantra de lunes por la mañana. Mucho golpe en el pecho y pá naa. Y somos unos pedorros, porque luego te vas un tiempecillo por esos mundos de diox y estas deseando volver a tu cálido agujero madrileño. Un lugar feliz a pesar de sus estreses.

Así que esta es mi entrada-coartada para justificar la ausencia de palabras nuevas en este blog. Suena a las excusas que pones a un amigo que hace siglos que no llamas y que te encuentras casualmente por la calle, y resulta que es jueves, y decidís iros a tomar unas cañas juntos, y vuelta a empezar…

Anuncios

Pórtico del Laberinto

20 septiembre 2010

Este blog que ahora nace, es consecuencia directa de un blog de viajes, de Mi Gran Viaje,  consecuencia directa y consecuencia lógica del síndrome de abstinencia que este me ha dejado. Necesito escribir y compartirlo, y por eso nace este blog…

Pero si Mi Gran Viaje era un cuaderno de bitácora que narraba la realización de un sueño, el sueño de viajar hacia oriente y sine die, que describía geografías exóticas y contaba desventuras mochileras ¿qué va a contar esta Sonrisa del Laberinto? ¿de qué voy a escribir?…

El pórtico del laberinto, no confundir con la pequeña puerta de inspiración árabe de la madrileña Torre de los Lujanes (S.XV).

Pues de momento puedo decir que este blog también es un cuaderno de viaje, aunque si Mi Gran Viaje era un viaje centrifugo este en cambio es un viaje centrípeto, un viaje al centro… Y si aquel recorría una geografía objetiva y acababa dándole la vuelta al planeta este en cambio discurre por una geografía subjetiva y en construcción que necesariamente gira en torno a Madrid… Aunque todo esto es definitivamente de momento, como siempre, y realmente no tengo ni idea de por dónde va a transitar este blog, el tiempo lo dirá.

Así pues, bienvenidos a bordo de este nuevo viaje sine die, bienvenidos a la Sonrisa del Laberinto, espero que les plazca. ¡Buen camino!